marzo 13, 2008

Manténme de Pie


















No se si sera la filosofía la que me salvara...





O Parménides o Séneca o Bukowski...
No se cuanto tiempo permaneceremos reales
El mundo es un éxtasis, no puedo esperar mas
El mundo invisible y su interacción
Nos hundimos cobardes en el pavimento
y dormimos durante la noche, por miedo
No mas mutilaciones!

El dolor inevitable de una mente enferma... pero superior

Un eterno hueco de soledad
La incapacidad de sentir amor -Por este degollador sentimiento de inferioridad-

Megalómanos

-Te odio

-Te odio, yo también

aire, sentimientos, sueños, lluvia, palabras, paisajes, música, mortales, catástrofes, castigos, enfermedades, soy incontrolable, pesadillas, sueños -poco sanos-, peligro, "ellos".


Protégeme...

Ellos suelen encerrarme
Protégeme! de mi y de los espejos

5 comentarios:

Latrodectus Sapiens dijo...

que bueno, me gusto mucho tu nueva entrada...... vaya que te va a gustar morrison, he estado ocupado, por eso no he podido subirlos a net, debo escanearlos

Tomás dijo...

Levedad, mucha levedad disfrazada de trascendencia pasajera y aleatoria.

enrique ponce mendoza dijo...

es increíble. tengo el doble de edad que tú, y en este momento comprendes cosas que hasta ahora yo estoy entendiendo. llevas un camino con recorridos muy interesante. no olvides el consejo de dédalo para que llegues a la otra orilla... para que te mantengas de pie

me gustó lo de una mente superior, pero enferma. esa fue la gran enseñansa de job frente al dios del antiguo testamento, frente al dios del bien y del mal. en ese momento job se dio cuenta de que dios, de cierta forma, es inconsciente de lo que hace, y que el hombre es una herramienta mística de consciencia.

gracias por visitar mi blog. es lindo encontrar a alguien diferente por los senderos

BLOGus dijo...

tampoco sé ni me importa, pero como comentar es gratis...

enrique ponce mendoza dijo...

cuando dédalo estaba encerrado en el propio laberinto que el construyó, ideó unas alas para él y su hijo ícaro. antes de salir por la ventana, le dijo a su hijo: no vueles cerca del agua para que las olas no te toquen, ni en lo alto para que el sol no derrita la cera de las alas. los dos salieron de la ventana y el resultado ya lo conocemos.

creo que en mi mensaje anterior olvidé dejarte lo más importante. cada cosa que hagamos hay que conservar una ecuanimidad, no se trata de dejarnos llevar por un lado u otro.

sigue tu propio camino, tus propios pensamientos. ¿podremos sostener nuestras búsquedas, nuestras metas inalcanzables? ¿podremos...? eso dependerá de cada uno, de nuestras fortalezas y creatividad.

ciao